• RoninPR

Lenguaje natural, una relación humano-máquina que los desarrolladores construyen día a día



Con la creciente penetración de la digitalización, la relación entre las personas y los gadgets tecnológicos cada vez se hace más estrecha. Después de que hace años se hablaba del internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés), ahora se ve más tangible esa realidad donde la inteligencia artificial hace posible la comunicación con la tecnología. Aunque nada de esos avances sería posible sin el trabajo de los desarrolladores.


El lenguaje natural y el internet de las cosas


Hasta hace pocos años, interactuar de forma fluida con gadgets para hacer más sencilla la vida diaria era algo complejo y solo reservado para ciertas personas. Cuando se hablaba de casas inteligentes era como pensar en el futuro, en ciudades utópicas o en caricaturas como Los Supersónicos.


Ahora, ese futuro ya es una realidad con unos tenis que monitoreen tus signos vitales, al poder regular la luz de tu hogar a distancia, escuchar música con solo un comando de voz, prender la televisión con una sola palabra, etc.


Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicados por Deloitte, “el volumen de internet de las cosas en el país es de poco más de ocho millones de objetos conectados”. Si tomamos en cuenta que en México somos más de 120 millones de habitantes, esa penetración está muy lejos de alcanzar al grueso de la población; lo que hace que una verdadera inclusión sea aún lejana.


Aunque el camino en el mundo es irregular para la implementación del internet de las cosas y la posibilidad de incluso tener una charla con la tecnología, el lenguaje natural que los desarrolladores han trabajado durante este tiempo se puede ver más que evidente en un dispositivo que ha revolucionado el IoT: estamos hablando de Alexa.


Lenguaje natural para entendernos con las computadoras


¿Recuerdan la película Her (Ella)? donde el protagonista abre sus sentimientos y se enamora de su asistente personal digital llamada Scarlet… pues todo parece indicar, con la reserva del enamoramiento, que, aunque a paso lento, la humanidad se dirige a ese grado de interacción con la tecnología.


“El procesamiento del lenguaje natural, es básicamente la habilidad que tiene una computadora de poder entender y comprender nuestro lenguaje natural, ya sea hablado como hacemos con Alexa o con Google, o de manera escrita, y responder naturalmente como esperaríamos que una persona nos responda”, dijo Tiburcio de la Carcova CEO de Augoor, en el Tech N Fest de Globant 2022.


Recientemente salió a la luz la noticia de que Alexa podría imitar cualquier voz, incluso la de personas fallecidas. Esto da la posibilidad de poder escuchar a los abuelos ya fallecidos, algún tío al que se le quiso mucho o un amigo que abandonó este mundo muy pronto. Logrando así una relación más estrecha con este gadget.


Según Carcova, el campo del lenguaje natural es uno de los que más ha crecido en los últimos cinco años. Y lo que estamos viendo es una transformación gigante en el tema de procesamiento de lenguaje. Esta tecnología viene desde los años 50, no es nueva, pero es en los últimos años, precisamente desde 2017 donde empezó una revolución.


Para ponerlo en contexto, el modelo de lenguaje Bert (Bidirectional Encoder Representations from Transformers) o Representación de Codificador Bidireccional de Transformadores tenía 340 parámetros (información) y uno de los más actuales, el modelo de lenguaje GPT 3 tiene 175 billones de parámetros.


“Básicamente en este modelo está cargado todo lo que pueden imaginarse de internet: todos los documentos, todo lo que nosotros conocemos, todo lo que nosotros vimos, creamos y tenemos dentro de internet está cargado dentro de este modelo: wikipedia, libros, toda la internet”, destacó el CEO.


De acuerdo con Tiburcio, se le puede pedir al modelo de lenguaje GPT 3 que escriba un poema como tal o cual persona y casi como por “arte de magia”, empezando con una frase, va a escribir ese poema y va a resultar tan verosímil como si lo hubiera escrito un ser humano.


Pero el camino continúa, el modelo de lenguaje GPT 3 es solo una parte del universo de lo que viene y muy pronto se verán modelos de trillones de parámetros. “Esto va a dar cierta conciencia a estos modelos. Tenemos que estar preparados”.


Esa evolución no sería posible sin el trabajo de los desarrolladores y de más personas inmersas en el crecimiento del lenguaje natural. Aún no se sabe hasta dónde llegará el aprendizaje de las máquinas y nuestra interacción con ellas, pero es un hecho que entre más se avance en esta tecnología, muy pronto descubriremos una relación más estrecha con ellas a través de algo tan primitivo como la comunicación.


Entérate de este y otros temas relacionados con la tecnología al suscribirte a nuestro Newsletter quincenal.


6 views0 comments