• RoninPR

Organizaciones biónicas como puente entre máquinas y humanos



En todo el mundo existen empresas que emplean herramientas avanzadas capaces de entender en segundos cómo los programadores le hablan a la computadora e interpretan las funciones asociadas a cada línea de código que escriben, para ahorrarles horas frente a la pantalla e incrementar la productividad. En todo el mundo las compañías que implementan estas soluciones inteligentes para resolver problemas viejos son conocidas como “organizaciones biónicas”.


Durante una conversación entre Jamie Yoder, presidente y gerente general de PwC Estados Unidos, con John Sviokla y Marie Carr, figuras clave dentro de esta misma empresa, se define a las organizaciones biónicas como aquellas que “unen a la gente y a las máquinas a través de todas las actividades de negocio de una compañía”.


En los lugares donde no se cuenta con una tecnología similar, un programador encargado de continuar el trabajo de un colega pasará horas descifrando su código antes de comenzar a trabajar. Para comprobar este fenómeno, basta con echar un vistazo a cualquier subreddit especializado en este rubro, donde hay personas que incluso tienen problemas entendiendo lo que ellos mismos programaron meses o semanas atrás.


Por otro lado, en una conferencia de Guibert Englebienne, Cofundador y Presidente para Latam y Globant X, se definió este tipo de empresas pioneras en la revolución digital corporativa como aquellas que “ocupan la tecnología para encontrar la humanidad”.


Sin embargo, ¿qué ejemplos podemos encontrar en la industria que nos permitan distinguir la eficacia biónica para afrontar la verdadera transformación digital?


Una solución como StarmeUp es un buen ejemplo de cómo es posible aprovechar la tecnología para acercar a las personas y ayudarlas a encontrar al empleador o compañero de trabajo que más se ajusta a sus capacidades, ambiciones y expectativas profesionales.


StarmeUp es una plataforma que usa algoritmos de machine learning e inteligencia artificial para conectar a las personas de una forma que les permita aprovechar todas las oportunidades laborales disponibles.


Durante su charla, Englebienne definió esta herramienta como una especie de “Tinder de oportunidades”, en referencia a la app de citas más famosa del mundo.



Este tipo de herramientas aprovecha la Inteligencia Artificial (I.A.) o inteligencia artificial para humanizar cualquier empresa, en especial aquellas que en poco tiempo han crecido tanto que tienen empleados que podrían convertirse en la dupla más productiva de todas, pero que no se conocen porque laboran en departamentos distintos.


En pocas palabras, estos algoritmos que se implementan actualmente en las organizaciones biónicas notan en segundos detalles que nosotros los humanos pasamos por alto y que podrían darle un beneficioso giro de 180 grados a cualquier empresa.


Jeremy King, vicepresidente y Chief Technology Officer en Walmart, reconoce la importancia de pasar de ser una empresa común y corriente a una biónica como estrategia para mantenerse a flote en el competido mundo del retail y el ecommerce.


En un artículo que comparte la compañía de telecomunicaciones Verizon, se entiende esta revolución a partir de la idea de que la naturaleza del trabajo debe mirar siempre hacia la transformación y que lo que funciona ahora casi siempre acabará siendo obsoleto en el futuro.


Si bien hasta ahora el enfoque de la estandarización y la rutina ha dado resultados al momento de liberar a los humanos de tareas monótonas, la tendencia hacia el futuro exige un enfoque más creativo al momento de solucionar los problemas que aún no surgen.


Las compañías biónicas aceleran la digitalización, aprovechan la tecnología para facilitar el trabajo de los empleados y permiten la toma de decisiones más informadas gracias al análisis de la información que fluye dentro y fuera de la empresa.


En un artículo publicado por la firma de telecomunicaciones Verizon, Diana Dosik de BCG, explica que una empresa que mire hacia el futuro debe poner énfasis en determinar la rutina de trabajo diario a partir de decisiones basadas en data, fomentar la integración de información y gobernanza como pilares de éxito, y rediseñar las interacciones entre máquinas y humanos para aprovechar lo mejor de ambos, entre otras cosas.



Esta experta en productividad empresarial también cree que lo importante es delegar al software las decisiones simples y las tareas repetitivas para permitirle a los empleados concentrarse en objetivos más complejos y gratificantes, pero sin dejar de lado el apoyo de la I.A. al momento de analizar data que permita tomar decisiones importantes más informadas y objetivas.


Sin embargo, por más data-driven que sea una organización, no deben olvidarse conceptos que una máquina, por sofisticada que sea, no puede entender como la empatía, la creatividad y la cooperación. Es aquí donde entraría el factor humano.


En resumen, una compañía biónica mantiene la delantera respecto a su competencia aprovechando las habilidades y sensibilidades humanas mientras se usan las máquinas para analizar información en cuestión de segundos y de la manera más coherente posible.


Al final seremos los humanos los que tomemos las decisiones más difíciles, pero gracias a las máquinas contaremos con el respaldo de un análisis objetivo que nos permita tomar el camino que más nos acerque al crecimiento y al éxito.


Entérate de este y otros temas relacionados con la tecnología al suscribirte a nuestroNewsletter quincenal.


8 views0 comments