• RoninPR

El amor al medio ambiente a través del reciclaje



Todos debemos trabajar de la mano para cuidar el medio ambiente, ya que a través de nuestras acciones, por pequeñas que sean, podemos tener una oportunidad en revertir el daño que se ha ocasionado durante mucho tiempo y así salvar el único planeta que tenemos. En temas ambientales, son muchas las problemáticas que lo afectan directamente, pero es a través del amor hacia nuestro entorno que podemos encontrar la manera de dar solución a esos retos. Desde gobiernos, hasta personas y pasando por las organizaciones, debemos generar conciencia y tener un frente común para evitar el incremento en residuos, una de las formas más eficientes es el reciclaje.

El impacto de los residuos en el medio ambiente


Son muchos los materiales que se utilizan para envasar diferentes productos para consumo humano como lo son: el vidrio, los textiles y el aluminio; pero es el plástico quien genera un impacto más profundo y preocupante para el medio ambiente debido a su difícil proceso de descomposición. Según la ONU, en 2015 su fabricación estaba relacionada con la producción de 1,7 gigatoneladas de CO2 y se proyecta que para 2050 esta cifra se triplique a aproximadamente 6,5 gigatoneladas, un 15% del presupuesto mundial de carbono.


Además, de acuerdo con la misma ONU, el plástico representa el 85% de los residuos que llegan a los océanos y advierte que el cuerpo humano también es vulnerable a la contaminación que generan los residuos plásticos en las fuentes de agua, lo cual podría causar cambios hormonales, trastornos del desarrollo, anomalías reproductivas y cáncer. El plástico es ingerido a través de los productos del mar, bebidas e incluso la sal común, pero también penetran en la piel y pueden ser inhalados cuando están suspendidos en el aire.

El amor al medio ambiente y el reciclaje


La economía circular es quizá la forma más contundente de afrontar la contaminación del medio ambiente por los residuos que se generan. De acuerdo con la ONU, este modelo se basa en tres principios: (1) eliminar residuos y contaminación, (2) mantener productos y materiales en uso, y (3) regenerar sistemas naturales. Dentro de estos principios, la economía circular se clasifica en ciclos técnicos y biológicos. En el ciclo técnico, los materiales y productos fabricados por el humano permanecen en uso el mayor tiempo posible. De este modo, el valor se crea mediante el intercambio, el mantenimiento, la reutilización, la remanufactura y el reciclaje. Por otro lado, en el ciclo biológico, después de haber pasado por múltiples usos, los materiales regresan a la naturaleza de forma segura, devolviendo así los nutrientes a la tierra y a los ecosistemas naturales.


Las empresas del sector de reciclaje crean innovaciones y avances tecnológicos para impulsar cambios en beneficio del medio ambiente. TOMRA, empresa que diseña y fabrica tecnologías de clasificación basadas en sensores para el sector mundial de reciclaje y tratamiento de residuos, es un impulsor clave en la transformación hacia una economía circular. Durante los últimos 50 años ha desarrollado equipos de clasificación de alta calidad gracias a los cuales se pueden recuperar plásticos valiosos de los flujos de residuos, posteriormente procesarlos y reciclarlos hasta convertirlos en materiales similares a los vírgenes.


Además, la empresa se ha fijado la meta para 2030 de recolectar el 40% de todos los envases plásticos para su reciclaje, además de reciclar el 30% de todos los envases de plástico postconsumo en un circuito cerrado.



Empresas, punta de lanza en el reciclaje


En la lucha contra la contaminación de plásticos, y otros materiales, los principales responsables deben ser los gobiernos y las empresas, ya sea para prevenir o brindar soluciones para evitar el exceso de residuos derivados de sus productos.


En México existen organizaciones que ponen su granito de arena para combatir esta problemática. De acuerdo con Forbes México Grupo Bimbo es una de las empresas que participa activamente en el reciclaje, ya que a través de “Reciclamania” (iniciativa liderada por Walmart y Ecolana) han acopiado y reciclado más de mil kilogramos de residuos incluidos empaques y envolturas flexibles. Grupo Herdez, en alianza con ECOCE, participa activamente en la reutilización de sus residuos. Según sus datos, recicla el 83% de los residuos que generan y desde 2012, está comprometida con la iniciativa de responsabilidad corporativa del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y sus principios. Nuestra estrategia está alineada a 6 Objetivos de Desarrollo Sostenible, con el propósito de aportar de manera positiva a los compromisos de la Agenda 2030, propuesta por la ONU.


Grupo Danone es otra empresa que participa en el reciclaje fabricando botellas de sus botellas. Además, el 100% de sus empaques se rehúsan, reciclan, o son usados para composta. La compañía siempre busca modelos de entrega alternos, ecodiseño y eliminar elementos que complican el proceso de reciclaje.


Reciclar comienza desde casa

Año con año la huella de la humanidad impacta directamente al planeta ocasionando daños que en poco tiempo podrían ser irreversibles. De acuerdo a datos y cifras de la ONU, se prevé que si la población mundial continúa creciendo como se prevé y alcanza los 9,600 millones en 2050, podríamos necesitar el equivalente a casi tres planetas para disponer de los recursos naturales que harían falta para sostener el estilo de vida actual.


Evitar mayor daño al medio ambiente es tarea de todos y comenzar desde casa es uno de los primeros pasos que podemos dar para poner de nuestra parte por mínima que sea. En México por ejemplo, una persona genera más de un kilo de residuos sólidos al día, al año se producen aproximadamente 42 millones de toneladas.


Comenzar la separación de residuos puede ser confuso en un inicio debido a los distintos materiales que consumimos en casa; por ellos, estos consejos te ayudarán a comenzar y poner tu granito de arena:


  • Compra de manera consciente. Antes de comprar haz una lista de lo que realmente necesitas, de esta manera evitarás comprar cosas innecesarias, evitarás comprar productos en envases de plástico y ahorrarás dinero.

  • Instala recipientes específicos donde puedas dividir la basura en: orgánica, vidrio, cartón, plásticos, metal y residuos tóxicos.

  • Separa correctamente los residuos e indica al recolector de basura como están clasificados.

  • Lava los envases y las latas antes de tirarlas para evitar vertidos tóxicos en el agua.

  • Reutiliza las botellas de vidrio para guardar semillas, cereales, leguminosas o granos. También como floreros o jarras para agua.

  • La ropa que ya no usas la podrías ocupar para hacer una cobija, una cama o un juguete para tu mascota. Los pantalones de mezclilla se transforman en increíbles bolsas.

  • Las latas de aluminio las puedes convertir en macetas, en portalápices o para colocar cubiertos. ¡Pintalas y echa a volar tu imaginación!

  • Las hojas que sobran de los cuadernos, únelas y forma uno nuevo.

El estilo de vida actual de la sociedad es insostenible, por lo que es necesario ser empáticos con el planeta y demostrar nuestro verdadero amor hacia él. Cuidar del medio ambiente no significa recoger basura de las calles y los bosques, o recuperar toneladas de plástico de los océanos; debe ser un proceso de prevención para que esos contaminantes no lleguen a esos lugares y afecten a toda la flora y fauna. Ante este panorama desolador, es necesario que gobiernos, empresas y personas luchen desde sus trincheras y de la mano para revertir esta problemática.

Es ahora o nunca que debemos mostrar el amor que tenemos hacia este planeta, el único en el que podemos vivir actualmente. Ya no hay vuelta atrás, si no cambiamos como humanidad la forma como tratamos a nuestro ecosistema, en unos años será demasiado tarde y es posible que ya no tengamos un lugar para vivir y demostrarle nuestro amor.


11 views0 comments