• RoninPR

Vuelos espaciales tripulados: De Yuri Gagarin a SpaceX, Blue Origin y Virgin Galactic



Desde que el primer ser humano apareció en la tierra, la humanidad ha mirado al cielo preguntándose cómo alcanzar las estrellas. El anhelo por trascender hacia nuevos horizontes siempre ha estado en la conciencia colectiva de la sociedad y el espacio fue quizá la meta más anhelada durante miles de años. Saber qué es lo que había más allá de la atmósfera, que era esa “bóveda celeste”, se mantuvo en la mente de diversos genios que intentaban idear la forma para que al menos una sola persona alcanzara ese terreno inexplorado; hasta que alguien lo consiguió. Para conmemorar este hito histórico, existe el Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados.


Yuri Gagarin rozó las estrellas


De acuerdo con la ONU, el ciudadano soviético nacido en Rusia, Yuri Gagarin realizó el primer vuelo espacial tripulado, un evento histórico que abrió el camino a la exploración del espacio en beneficio de toda la humanidad. Por ese motivo, la Asamblea General declaró el 12 de abril como Día Internacional de los Vuelos Espaciales Tripulados. La celebración de esta fecha marca el principio de la era espacial y reafirma que la ciencia y la tecnología cósmica contribuyen de manera crucial a conseguir los objetivos de desarrollo sostenible y aumentar el bienestar de los Estados y los pueblos.

¿Pero quién era Gagarin? Según la Agencia Espacial Europea, Yuri fue el tercero de cuatro hijos. Sus padres eran Alexei Ivanovich Gagarin y Anna Timofeyevna Gagarina, trabajaban en una granja colectiva. Después de comenzar un aprendizaje en una metalurgia como fundidor, Gagarin fue seleccionado para recibir capacitación adicional en una escuela secundaria técnica en Saratov. Mientras estuvo allí, se unió al 'AeroClub' y aprendió a volar aviones ligeros, un pasatiempo que ocuparía una parte cada vez mayor de su tiempo.


Se casó con Valentina Goryacheva en 1957, después de obtener sus alas de piloto en un MiG-15. Se convirtió en teniente de la fuerza aérea soviética el 5 de noviembre de 1957 y fue ascendido a teniente mayor el 6 de noviembre de 1959.


Después de que la Unión Soviética decidiera lanzar un ser humano al espacio, en 1960 se inició un proceso de selección nacional secreto y Gagarin fue elegido junto con otros 19 pilotos. En abril de 1961, Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio, lanzándose a la órbita a bordo del Vostok 3KA-3 (Vostok 1).


Ese fue el inicio de una carrera espacial que ha mantenido a muchos países, principalmente a dos potencias mundiales, Estados Unidos y Rusia, en una constante lucha por descubrir y entender más a profundidad qué es lo que hay en el espacio e incluso descubrir de dónde venimos y hacia dónde debemos ir.


Carrera espacial y los vuelos espaciales tripulados


Después de que la Unión Soviética (ahora Rusia) se convirtiera en el primer país en mandar un hombre en viajar al espacio, la carrera espacial tendría una de las mayores confrontaciones tecnológicas en el mundo: la Guerra Fría. A raíz de este conflicto, Estados Unidos fue el siguiente en dar un paso más para alcanzar las estrellas y llevó al primer hombre a la luna. A pesar de que las sondas sin tripular soviéticas llegaron a la Luna antes que cualquier nave de Estados Unidos. El 20 de julio de 1969 el estadounidense Neil Armstrong se convirtió en la primera persona en caminar sobre la superficie lunar.


Tras ese gran paso de la humanidad para conquistar el espacio siguieron diferentes intentos de alcanzar nuevas fronteras, muy pocas tripuladas. Tras el viaje de Armstrong a la luna en el Apolo 11 le siguieron otras seis misiones tripuladas a la superficie lunar, todas exitosas a excepción del Apolo 13, cuyos fallos durante el vuelo impidieron alunizar a la tripulación en abril de 1970. Por su parte, la Unión Soviética pasó a centrar sus esfuerzos en el desarrollo de estaciones espaciales en órbita terrestre.


Vuelos espaciales tripulados privados


El siguiente paso más importante fue la instalación de la Estación Espacial Internacional (EEI) en 1998, hasta que aparecieron en “órbita” Space X, de Elon Musk, Blue Origin, de Jeff Bezos y Virgin Galactic de Richard Branson. Los tres tienen varias cosas en común: se encuentran entre las personas más ricas del mundo, Musk y Bezzos se disputan el primer lugar. Además, los tres trabajan estrechamente con la tecnología e incluso son pioneros en diferentes sectores innovando y revolucionando. Finalmente los tres siempre han demostrado una fascinación por viajar al espacio.


Incluso SpaceX tiene un contrato con la NASA para el lanzamiento de sus misiones espaciales. En ese sentido son diversas las aportaciones de esta unión como investigaciones y demostraciones de tecnología en la EEI. Los experimentos a bordo incluyen una investigación para proteger la salud ósea con subproductos botánicos, probar una forma de monitorear la salud ocular de la tripulación, demostrar la destreza mejorada de los robots, exponer los materiales de construcción al ambiente hostil del espacio, mitigar el estrés en las plantas y más. Todos sumamente importantes para la humanidad.


El primero en alcanzar el espacio fue el empresario y multimillonario británico Richard Branson que se elevó por los cielos en un avión espacial supersónico llamado Space Ship Two el 11 de julio de 2021. Jeff Bezos fue el segundo en ir a donde pocos humanos han llegado a través de una máquina confeccionada por Blue Origins el 19 de julio de 2021. Tras despegar a bordo del cohete New Shepard, superó los 106 kilómetros de altura para luego emprender el regreso a la Tierra, en un viaje de unos 11 minutos de duración.


Elon Musk fue el tercero en los vuelos espaciales tripulados particulares al crear SpaceX en 2002. Tuvieron que pasar 19 años (el 16 de septiembre de 2021), para lograr lo que hizo Gagarin: la cápsula Dragon con cuatro miembros de la tripulación de la misión Inspiration4, fue la primera completamente civil que alcanzó el espacio orbital. La misión pasó tres días en el espacio, desplazándose a una velocidad de 28.160 kilómetros por hora que le permitió circundar el planeta cada 90 minutos, y a una altura de unos 575 kilómetros de la Tierra, unos 160 kilómetros más que la Estación Espacial Internacional.


El sueño de alcanzar nuevos horizontes seguirá latente en el corazón de la humanidad por siempre y crecerá más conforme los avances tecnológicos lo permitan. Desde Gagarin hasta los vuelos tripulados particulares, el camino para alcanzar las estrellas ha sido relativamente corto. El viaje apenas comienza.


Conoce más de estos temas cada 15 días en nuestro Newsletter.


23 views0 comments