• RoninPR

Ser mujer y madre, un doble obstáculo en el sector laboral



Aún existe un largo camino por recorrer para lograr una verdadera equidad laboral en México, América Latina y el mundo. Aún existe una gran diferencia entre salarios, puestos ejecutivos ocupados y en cómo afecta el trabajo a la vida personal de hombres y mujeres. Y aunque se ha avanzado de manera considerable en la materia, la realidad es que todavía hay mucho trabajo por realizar entre los gobiernos, las empresas y la sociedad en general. Un factor determinante en este tema es el aspecto de la maternidad y el papel de la paternidad en el ambiente laboral.


Sector laboral, un reto para las mujeres


Aunque el tema lleva mucho tiempo debatiéndose y generando cambios en muchos países, la realidad es que la desigualdad en el sector laboral sigue siendo dramática. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el efecto desproporcionado de la crisis sobre el empleo femenino se mantendrá en los próximos años, y de acuerdo con la ONU Mujeres, en todo el mundo las mujeres siguen cobrando un 23% menos que los hombres y a ese ritmo de progreso, no habrá igualdad de sueldos hasta 2069.


Esas condiciones orillan a las mujeres a buscar empleos informales, donde la mayoría (hasta un 80% en algunos lugares del mundo) trabaja y carecen de salarios dignos, de condiciones de trabajo seguras o de protecciones sociales como: atención médica, protección de la maternidad o licencias remuneradas; sino que además ganan menos que los hombres que también practican la informalidad.


Esto no se detiene ahí, ya que podría decirse que ser madre en el sector laboral es un reto extra en el aspecto profesional y muchas veces obliga a las mujeres a dejar sus aspiraciones de lado y concentrarse en el cuidado de sus hijos. Y para las madres solteras les exige esforzarse al doble para luchar por encontrar un sustento que a duras penas satisface sus necesidades.


Maternidad, un castigo para las mujeres en el sector laboral


El efecto negativo en el sector laboral para ellas es doble: ganan menos por ser mujeres y encuentran menos trabajo por ser madres. Según el reporte “El efecto de la maternidad en el empleo y los salarios en México” presentado por la UNAM, el sueldo de las mujeres con hijos es 40% menor que el de los hombres con hijos. Además, para ser contratadas, uno de los requisitos no es sólo no tener hijos, sino tampoco pareja. “Si tienes novio, es posible que al rato te cases y embaraces. Desde ese momento te niegan el acceso”.


En el sector laboral todo parece trabajar en contra de las mujeres que deciden tener hijos ya que, continuando con el reporte presentado por la UNAM, después de que ellas dan a luz su empleabilidad baja al 63% en contraste con los papás éste sube en un 80%; cuando los hijos cumplen 6 años la empleabilidad de los hombres aumenta al 84%, mientras que en las mujeres permanece en el 62%.


Incluso, ejercer como padres durante los primeros años de vida del hijo es diferente para cada uno. El permiso por maternidad en México tiene una duración de 16 semanas(4 meses), que por lo general suelen disfrutarse tras el nacimiento o llegada del nuevo miembro a la familia, aunque hay casos en los que es posible iniciar el periodo de baja antes. Mientras que el permiso de paternidad es apenas de 5 días.


A pesar de los avances que se han hecho para reducir la brecha laboral, los esfuerzos parecen insuficientes. Es preocupante que en pleno 2022, ser mujer y madre aún sea causa de una desventaja para encontrar trabajo, para obtener un sueldo competitivo o para tener un crecimiento profesional dentro de las empresas.


12 views0 comments