• RoninPR

¿Será posible eliminar el techo de cristal en las empresas de tecnología?



Es evidente que existe una desigual laboral para las mujeres en prácticamente todos los sectores de la economía. Este problema se ve reflejado en la brecha salarial y de acceso a cargos ejecutivos en comparación con los hombres. Pero es quizá en el ecosistema tecnológico donde es más evidente ese desequilibrio. Aunque poco a poco el techo de cristal se ha intentado eliminar los avances son mínimos, han costado generaciones y apenas son visibles los resultados en la actualidad.


Tecnología sin mujeres


Son contados los casos en lo que se habla del liderazgo de una mujer en el ámbito tecnológico, por ejemplo: en el 2019 se cumplieron 50 años de que Margaret Hamilton, llevó al hombre a la Luna. Otras mujeres maravillosas son: Radia Perlman la madre de Internet y la matemática británica Ada Lovelace, que es considerada la primera programadora.


Según datos de la ONU, las mujeres solo representan una cuarta parte (28%) de los graduados con máster en ingeniería y el 40% de los graduados de ciencias de la computación; únicamente el 22% de los profesionales que trabajan en el campo de la Inteligencia Artificial son mujeres, además, de que siguen siendo solo un 33% de los investigadores y son una minoría en los puestos técnicos y de liderazgo en las empresas tecnológicas.


Tan solo en México, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestra que de las 976,000 personas formadas en las ciencias de la computación y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), 68% son hombres y 32% son mujeres.


Sigue costando mucho romper el techo de cristal


La brecha de género, de acuerdo con la ONU, se amplía a medida que las mujeres avanzan en su carrera académica, con una menor participación en cada peldaño sucesivo del escalafón; desde la estudiante de doctorado hasta la profesora asistente, pasando por la directora de investigación o la profesora titular.


Las cifras y los análisis son clara evidencia de la diferencia que existen en la representación femenina en el ámbito tecnológico, eso solo hablando del acceso a carreras de TI, porque al ampliar el panorama se puede ver que el techo de cristal es aún más difícil de romper al poner en perspectiva la participación de las mujeres en puestos de trabajo como líderes o CEO’s.



Maia Eliscovich, gerente de Cobros en Ualá, señaló en una publicación de El Economista que hay pocas mujeres al frente de la dirección de una empresa fintech; esto se debe en parte a que muchas no pueden dedicarse al 100% a su carrera, aunque confió que esto se modificará en los próximos años debido a los cambios que se están dando en barreras culturales y sociales.

El panorama para la equidad laboral a nivel CEO’s en empresas de tecnología a futuro, sigue siendo muy poco alentador. Se podría decir que los pasos dados han sido escasos y muy poco disruptivos. Según la visión de la ONU, el trabajo conjunto de los sectores público y privado puede generar un cambio positivo, por ejemplo, al eliminar los estereotipos de género en la educación y establecer políticas que atraigan y apoyen a las mujeres científicas en el mercado laboral.


Es trabajo de gobiernos, empresas, pero sobre todo de los participantes del núcleo familiar, que las mujeres y más las niñas tomen el lugar que les pertenece en las empresas y el sector educativo basado en la tecnología. De ser así, es un hecho que la humanidad saldrá ganando con este logro.


25 views0 comments