• RoninPR

Ultraproductividad, hacer que las cosas sucedan para vivir mejor con el menor esfuerzo


Día a día nos fijamos objetivos personales o profesionales a realizar durante un determinado periodo de tiempo. A veces es una tarea que debemos realizar de inmediato, otras son a mediano plazo y algunas tienen un periodo más a largo. Cada una de ellas conlleva un esfuerzo que debemos realizar para alcanzar dicha meta. Empleamos las habilidades que conocemos para llevarlas a cabo y lo que todo mundo busca es hacerlas en el menor tiempo posible con el menor esfuerzo. Eso se conoce como productividad que en la actualidad puede no ser suficiente, es por eso que también existe la ultraproductividad.


Ultraproductividad


Muchas veces las cosas que tenemos planeadas no salen como queremos y toman más tiempo y mayor esfuerzo, ya sea porque no hubo una correcta planificación o porque surgió un imprevisto. Para el primer caso, la ultraproductividad puede ser el factor determinante para trabajar con el mismo esfuerzo pero de manera inteligente para obtener más y mejores resultados.


“Nosotros habitualmente conocemos la productividad; el mundo conoce la productividad como trabajar más para lograr un mayor resultado. Como un círculo vicioso que lo único que busca criterio es trabajar más, de ahí surge el concepto ultraproductividad”, compartió Gastón Gennai.


El concepto de ultraproductividad es trabajar menos para disfrutar más, para tener más tiempo libre y vivir mejor. Es una caja de herramientas que uno utiliza en el momento en que más le funcione para tener la solución al alcance. ¿Cómo? Potenciando las cuatro dimensiones del ser humano:

Lo físico.

Lo intelectual.

Lo emocional.

Lo espiritual.


De acuerdo con Gastón, potenciando estos cuatro niveles surge el concepto de ultraproductividad, a través de acciones, de cómo planificas el día, de cómo organizas tu jornada en lo personal y en lo profesional y los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Todo puede lograrse a través de las habilidades núcleo de la autoconciencia, de la iniciativa y de la autodisciplina. Primero esta lo personal y luego lo profesional


“Plantear objetivos y que esos objetivos se vuelvan resultados a través de microacciones. Pequeños pasos diarios nos acercan a grandes resultados. Lo importante es dar el primer paso. La fórmula es micro, micro, micro hasta llegar a macro. El objetivo es que cada persona pueda descubrir el máximo potencial que tiene, de lo que es capaz de hacer”, nos cuenta Gennai.


Gastón considera que no existen los límites, que cada uno los impone y todo depende del compromiso que tenga cada persona. El fin primero de la ultraproductividad es vivir mejor, estar consciente y poder cumplir los objetivos que se propone cada uno y hacer que las cosas sucedan. “Quizá desde afuera algunas personas lo ven como trabajar más y ser una máquina, es todo lo contrario. Si uno puede cumplir lo que se propone la otra persona también lo puede hacer. Mi propósito es ayudar a hacer un mundo mejor”.


En Ronin PR a través de Casa Ronin queremos que rompas tus límites este miércoles 5 de octubre en el Taller de Ultraproductividad de la mano de Gastón Gennai. La cita es en Idaho 27, colonia Nápoles. Reserva tu lugar por WA 5583538161 o en nuestro Linktr. El único requisito es el compromiso y ganas de aprender.



Todo empezó en México


Gastón Gennai se define como una persona corriente que avanza, imperfecta, inconformista, disruptiva, optimista, proactiva y apasionada. “Vivir con intensidad, huyendo de las rutinas y del conformismo. Esa es mi filosofía de vida”.


Es asesor de Marketing Digital Exponencial, educador, comunicador, organizador de eventos y consultor de empresas. También es triatleta, maratonista y corredor de ultradistancia. Se ve como un emprendedor serial, que tiene como principal objetivo aprender, crecer y mejorar.


En el camino de la ultraproductividad, el español Israel García fue el maestro de Gastón durante dos años. Esa misma forma de pensar la aplica en cada uno de sus talleres para que los asistentes se contagien de esa forma de ver las cosas, de ver la vida.


“De todas las experiencias que hice, las comence de cero, los triatlones, las carreras de ultradistancia, los cursos de ultraproductividad, mi formación lo empecé sin ningún tipo de conocimiento y con muchas ganas de aprender.”



Todo empezó hace dos años cuando vino a México a dar unas conferencias que no pudo dar por la pandemia y por una intoxicación que lo mantuvo encerrado. “Me sentía muy mal anímicamente y un compañero que conocí en México me recomendó seguir a Israel García”. Comenzó a seguir los pasos de García en Argentina y es cuando explota la pandemia. Estuvo un mes encerrado sin ver a su familia y ahí se enfrentó con todos sus miedos, sus inseguridades y ahí comenzó a experimentar con el método de ultraproductividad al mismo tiempo que la meditación.


Muchas veces los límites para alcanzar una mejor calidad de vida o simplemente lograr un objetivo pequeño, están en nuestra mente. Nos da miedo dar ese primer paso que nos impide descubrir todo el potencial del que somos capaces para alcanzar nuestros sueños. Pero como demuestra Gastón Gennai, cualquiera puede romper las cadenas de la mente y lograr pequeños pasos, para así lograr llegar a la meta sin importar cuan lejos se encuentre o cuánto tiempo nos lleve. Todo está en nuestro interior.


9 views0 comments