top of page
  • Writer's pictureRoninPR

Círculo de Hombres: Abrir nuestro interior para lograr una comunión y mejorar al mundo



Ya son los tiempos en los que los hombres necesitan evolucionar hacia una nueva forma de pensamiento, con el que puedan seguir aprendiendo a conocer y confiar en su voz interior para exteriorizar sus sentimientos y emociones. Atrás ha quedado la época en la que la cultura, la educación y el entorno les pedía mantenerse herméticos en sí mismos y no es necesario que sigan con la cantaleta de que ellos pueden controlar sus problemas sin la necesidad de hablar. Ya hemos visto que eso no funciona y, muy al contrario, trae más problemas que soluciones. En Casa Ronin queremos ayudar a cambiar ese discurso con la celebración del Círculo de Hombres.


No seguir muriendo por el silencio


En México, y prácticamente en todo el mundo, los hombres siguen negándose a comunicar lo que sienten, así sea felicidad, enojo, tristeza, frustración o casi cualquier sentimiento que tengan, y eso se ha convertido en un problema en su contra, a tal grado que en algunos casos ha llegado a convertirse en un asunto de vida o muerte.


Según el INEGI (INEGI/2021), “en 2021 sucedieron 8,351 fallecimientos por lesiones autoinfligidas en el país, lo que representa una tasa de suicidio de 6.5 por cada 100 mil habitantes, en la que los hombres de 15 a 29 años son el grupo con más riesgo”.


Muchos pueden ser los factores de los suicidios, pero lo que es innegable es que mucho tiene que ver con la salud mental. Ante ese problema en Casa RONIN, de la mano de Luis Akuchini y Fernando Gracian, convocamos a participar en Círculo de Hombres, una experiencia de conexión con el nuevo paradigma de comunicación y empatía entre los seres humanos.


“Básicamente lo que queremos hacer es reunir hombres que tengan esta sensibilidad, esta apertura para comunicarnos entre nosotros y expresar algunas cosas que tal vez no es tan común entre nosotros”, nos platicó Fernando Gracián.


El objetivo del Círculo de Hombres, continuó Fernando, es conectar con el hombre real, el que siente, el que acepta su dolor, el que también llora, el que acepta las emociones que comúnmente no le son permitidas. Y también servirá para dar apoyo o ayuda a quien lo necesite. “Es sabido que si un lobo viene solo en el bosque es más fácil que un animal lo ataque y se lo coma; pero si anda en manada es más difícil que eso suceda, porque la manada protege, provee. Estoy hablando en el caso de Círculo de Hombres, pero ello también se puede trasladar a la familia”.


Es momento de reconfigurar nuevos paradigmas para y con los hombres y seguir impulsando ese cambio a través del diálogo y la meditación en entornos de comunicación y expansión. Te esperamos en Casa Ronin el próximo martes 21 de marzo, la cita es a las 19:00 horas. Aparta tu lugar a través de nuestro eventbrite o por Whatsapp al 96 3157 4723.


Crear un mundo mejor con sentimientos


El problema de la falta de comunicación y de apertura que la mayoría de los hombres aceptan como algo normal ha pasado factura durante muchos años, y si no se trabaja para ser parte de la solución, seguirá cobrando vidas. De acuerdo con un estudio publicado por la UNAM (Fabiola Méndez/Damián Mendoza/2017), “es más común la tentativa suicida en mujeres, pero quienes la consuman son los hombres, esto se debe a que no buscan ayuda”.


Es momento de dejar de lado el típico rol de macho alfa que se ha creado a lo largo de los años. La reunión a la que te invita Casa Ronin es para reescribir la masculinidad a través, primero, de una meditación para conectar, después abordaremos temas propicios para promover la espontaneidad, por ejemplo, hablar de la relación paterna. La dinámica será expresar lo que los hombres sienten en diferentes ámbitos de su vida, para poder ser espejos unos de otros y, de ser posible, identificarse con alguna historia y compartir esos sentimientos recíprocos.



“Creemos realmente que un hombre que está conectado con su masculinidad, aún con fallos y virtudes, puede construir una nueva masculinidad… Al abrirse, al escuchar al otro, te das cuenta de que vives exactamente lo mismo, que traemos las mismas ganas de algo, el mismo dolor, las mismas tristezas, solamente que narradas de diferente forma”, compartió Fernando.


Luis y Fernando consideran que cada vez más hombres están rompiendo el rol tradicional y ya se hartaron de ser siempre “ese al que no le pasa nada”.


Y este mes de la mujer es buen momento para que los hombres se pongan los pantalones y acepten que también son vulnerables, que también sienten y que hay mucho que comunicar y expresar para no seguir siendo parte de las estadísticas. Ser actor de este cambio es sencillo, pero al mismo tiempo complejo: Es más varonil aceptar que se es frágil, y de ahí partir hacía una nueva mentalidad que ayude a crear un entorno más equilibrado.


20 views0 comments

Comments


bottom of page