• RoninPR

Casa Ronin y el valor de la música para descubrirse a uno mismo

Updated: Apr 19



“Sin música la vida sería un error”. Con esta frase el filósofo alemán Friedrich Wilhelm Nietzsche sentenció la importancia de este arte en la vida de las personas. Es tan relevante que prácticamente todos los seres humanos disfrutan de los sonidos de alguna canción o canto, sin importar edad, país o condición social y economía. La música no conoce barreras e incluso ayuda a la creación de lazos y amistades, pero es en la niñez donde su potencial es más sobresaliente y que puede llegar a despertar talentos que sólo a través de ella salen a flote para mejorar la vida adulta. Es por eso que a partir del 7 de marzo en Casa Ronin comenzarán a impartirse clases de música.


La música enriquece nuestra vida


Las artes ejercen una influencia positiva en nuestra salud durante las diferentes etapas de nuestra vida, desde el nacimiento hasta la vejez. De hecho, de acuerdo con la ONU, se ha descubierto que escuchar música o practicar actividades artísticas reduce los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer entre los que se incluyen: somnolencia, falta de apetito, insuficiencia respiratoria y náuseas.


El arte, incluyendo la música, es tan importante que el artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) establece que toda persona tiene derecho a participar libremente en la vida cultural de la comunidad, a participar de los avances científicos y sus beneficios y a ser valorada por su trabajo. Este artículo se refiere con rotundidad a los derechos culturales como derechos humanos para todos.


“La gente ya empieza a reconocer algo que siempre ha pasado, pero la gente no le daba mucha importancia, que es la trascendencia de la música en el desarrollo, sobre todo en los niños. Nos ayuda a todos, pero obviamente en los niños que están en una etapa de desarrollo todo lo absorben con intensidad”, platicó Juan Pablo Iriarte Durand, el encargado de impartir las clases de música en Casa Ronin.


Música en Casa Ronin


Siguiendo con las experiencias para crear conciencia en Casa Ronin, a partir de marzo Juan Pablo Iriarte impartirá clases de música. El objetivo es que las personas aprendan el lenguaje universal de los sonidos tocando un instrumento. “El aprender a tocar un instrumento ayuda a mejorar la sensibilidad, la tolerancia, la paciencia, la creatividad, las habilidades cognitivas”, destacó.

Juan Pablo viene de familia músical, recuerda que desde pequeño siempre traía un pianito para todos lados. Esa tendencia siguió en toda su formación académica, hasta que decidió entrar al Centro de Investigación de Estudios Musicales (CIEM) a estudiar la Licenciatura en Composición. De ahí pasó al Centro Universitario de Música Fermatta, que está más enfocado a la música popular, a la misma licenciatura. Entre su vasta carrera profesional ha trabajado en TV Azteca como Operador de Audio, en la Comunidad artística TúiluMinARTE, diferentes escuelas de música y en proyectos propios.


Las clases son todos los lunes para niños y adultos: de 4:30 a 5:30 se enseñará a niños de 4 años en adelante y de 5:30 a 6:30 se atenderá a los adultos. Las actividades serán una mezcla de aprender a tocar instrumentos y teoría a través del piano, guitarra, ukulele, canto y percusión. “El objetivo final es hacer nuestro gran concierto de verano”. Te esperamos en Casa Ronin para despertar tu lado artístico.

La música es quizá la más elevada de las artes, ya que a través de los sonidos todos los seres humanos pueden experimentar algún sentimiento; no importa si saben o no leer una partitura o reconocer un acorde. Es un instinto primario que nos hace disfrutar y descubrir la belleza de la vida, de nuestro entorno y de nosotros mismos.

¿Quieres saber de todas las experiencias para crear conciencia que se llevarán a cabo en Casa Ronin? Suscríbete a nuestro Newsletter.

9 views0 comments