top of page
  • Writer's pictureRoninPR

Armonización y reconexión con uno mismo a través de los sonidos de la tierra



La búsqueda de la paz interior y de la armonía en este mundo se ha convertido en una necesidad primordial para muchas personas. En Casa Ronin tendremos la oportunidad de lograrlo con el evento Regresa a tu centro, de la mano de Nadia Zamora, una apasionada practicante de la armonización con el sonido. Ella nos ofrecerá un espacio en el que los individuos pueden reencontrarse con sí mismos y con la tierra a través de una experiencia holística única y enriquecedora.

La base de su trabajo se encuentra en el uso de cuencos tibetanos, instrumentos ancestrales que emiten sonidos vibrantes y relajantes. Sin embargo, lo que hace que la práctica de Nadia sea excepcional es su capacidad para conjuntar el poder de los cuencos con la energía del cacao y ejercicios de arraigo a la tierra.

La intención final de estas sesiones va más allá de la mera relajación. Nadia busca que los participantes encuentren su conexión con la tierra y, al mismo tiempo, con su yo interior. Cada elemento, desde el cacao hasta los cuencos, tiene un propósito claro: Abrir un espacio de diálogo y conexión con el sonido, el ritmo y la propia frecuencia interna.


“Es una conexión profunda con tu propio ritmo con tu propio sonido y de la tierra, utilizando los cuencos y el cacao como medio para subir o aumentar nuestra vibración”, nos cuenta Nadia.

Los cuencos tibetanos se convierten en herramientas poderosas para armonizar el cuerpo y la mente. Nadia no se limita a utilizarlos en el espacio circundante, sino que los coloca directamente sobre el cuerpo de los asistentes, permitiendo que la vibración se transmita de manera más directa y profunda.


Además de los cuencos, ella trabaja con más de 15 instrumentos, como tambores, silbatos, tubos de pulso, diapasones y una pirámide de cristal, creando una experiencia sonora completa y enriquecedora.


Proceso de la experiencia


Conoce el proceso de la experiencia que te llevará a una conexión profunda con tu propio ritmo y aumentará tu vibración.


  • Recepción: Los asistentes son recibidos con incienso o copal, mientras se realiza una apertura agradeciendo a los guardianes del espacio, a los elementos, a la tierra, al cacao y a los cuencos.

  • Cacao: Se sirve el cacao a los participantes.

  • Internacionalización emocional y energética: A nivel emocional y energético, se crea un ambiente propicio a través de palabras y cantos.

  • Entrega del cacao: Cada asistente recibe amorosamente el cacao con palabras personalizadas y se les guía en su consumo sincronizado.

  • Círculo de palabra: Se forma un círculo donde los asistentes se presentan y comparten sus intenciones.

  • Ejercicios de enraizamiento y energía: Se realizan ejercicios físicos para activar la conexión con la tierra y estimular la energía.

  • Voz y cantos: La voz y los cantos, dirigidos por la respiración, se emplean para profundizar la experiencia.

  • Viaje sonoro: Los participantes se acuestan y se inicia un viaje sonoro con instrumentos.

  • Meditación guiada: Se concluye el viaje sonoro con una meditación guiada.

  • Trabajo con la tierra: Se lleva a cabo un ejercicio relacionado con la tierra para que los asistentes puedan aplicarlo en su vida cotidiana.

  • Cierre de la experiencia: Se finaliza la experiencia con una ceremonia de cierre a través de palabras.

Nadia contará con la participación de una amiga que comparte el canto medicinal, lo que agrega otra dimensión a la experiencia. Los sonidos que emanan de estas sesiones son una invitación a conectar y encontrar la alineación interna.

La clave de su trabajo es empoderar a los participantes. Nadia no solo busca proporcionar una experiencia temporal de bienestar, sino que también se esfuerza por enseñar herramientas que los asistentes puedan llevar consigo. Cada persona tiene su propio sonido y aprender a trabajar con él es el primer paso hacia una armonización personal continua.

Una sesión con Nadia Zamora dura aproximadamente dos horas y deja a los participantes con una profunda conexión con su propio ritmo, su propio sonido y con la tierra misma. Los cuencos tibetanos y el cacao actúan como mediadores en este viaje hacia la reconexión y la armonización.

Reconéctate contigo mismo y con la tierra a través del poder del sonido en Casa Ronin, Acompañamos en la experiencia Regresa a tu centro con Nadia Zamora en este viaje sonoro este próximo sábado 21 de octubre. Adempas te invitamos a conocer todos los eventos de octubre que habrá en Casa Ronin en nuestro linktr, a través de Instagram, o por WhatsApp al 55 8353 8161.


Reconexión con la tierra


Nadia lleva más de un año y tres meses trabajando con los cuencos, pero su viaje en el mundo holístico comenzó mucho antes. Además de su trabajo con los cuencos, también ofrece terapias energéticas individuales, como Barras Acces y biomagnetismo, compartiendo sus conocimientos tanto en sesiones grupales como a domicilio.

Lo que impulsa a Nadia a seguir este camino es su deseo de estar en armonía consigo misma y de compartir su satisfacción al descubrir nuevas formas de bienestar. Su objetivo es la longevidad, vivir 100 años, pero no solo en términos de años de vida, sino en calidad de vida, rodeada de personas que también buscan aprender y crecer.


“Uno de mis objetivos es la longevidad, vivir 100 años pero estar bien físicamente y mentalmente. No quiero dejar de aprender, quiero mantenerme con sed de aprendizaje”, nos plática.


El sonido es un elemento poderoso y al mismo tiempo sutil y amoroso que tiene un efecto científicamente comprobado en nuestro bienestar físico y emocional, y Nadia está comprometida en compartir estos regalos con el mundo.


18 views0 comments

ความคิดเห็น


bottom of page