• RoninPR

Reciclaje, la importancia de reutilizar para salvar al planeta

Updated: Nov 19


Es un hecho indiscutible que la Tierra está sufriendo un daño irreversible a causa de las acciones del ser humano. La explotación de recursos y la contaminación de todos los tipos están llevando al planeta a un desgaste prematuro e irreversible que podría llevar al fin de la raza humana y de todo los seres vivos. Uno de los contaminantes que más daño ocasiona en el medio ambiente es el plástico, que prácticamente ya se encuentra en cada rincón del mundo.


El plástico que genera la humanidad es uno de los contaminantes que más daño hace al planeta: contamina los océanos y cuando se desecha tarda millones de años en descomponerse, lo que hace que el impacto para el ser humano sea muy importante. Este constante incremento de este contaminante está llevando poco a poco a los humanos a la aniquilación.


Contaminación de plásticos


Numerosas investigaciones han revelado que podemos encontrar plásticos en cada esquina del mundo, ni siquiera el Ártico, que por mucho tiempo se consideraba intacto, se ha salvado de esta invasión. En el hielo han sido hallados microplásticos, partículas no mayores a cinco micro milímetros que resultan de la desintegración de plásticos mayores que utilizamos a diario. Estas pequeñas partículas entran en la cadena alimenticia y así llegan a nuestro cuerpo. Y en dimensiones asombrosas: un reporte de WWF estima que una persona en promedio se come el plástico equivalente a una tarjeta de crédito semanalmente.


El proceso para que los plásticos grandes se descomponen en microplásticos, menos visibles, pero aún muy problemáticos, puede tomar hasta 20 años para una sola bolsa y 30 para un vaso desechable. De ahí que, la durabilidad de este material plantee múltiples problemas que amenazan la vida silvestre. Se estima que para 2050, la cantidad de plásticos en el mar puede superar al número de peces.


Prevenir el daño


Mientras más crece la contaminación del plástico, la humanidad se enfrenta quizás a uno de sus mayores problemas. Es cuestión de tiempo para que la gravedad del asunto rebase cualquier intento por revertir el daño. La gente, pero sobre todo las organizaciones y las empresas deben unir esfuerzos para tratar de revertir el problema o al menos no seguir incrementando aún más. Es trabajo de todos lograr que el plástico y cualquier otro tipo de contaminante, no se conviertan en la causa de la destrucción de la humanidad.


Por fortuna existen diversos esfuerzos que buscan solucionar el daño por el impacto del plástico que se genera diariamente y que actualmente se calcula en aproximadamente 300 y 400 millones de toneladas al año en todo el mundo. Uno de los más importantes avances es la innovación de tecnologías para reciclar el plástico.


Sensores para el reciclaje

TOMRA Sorting Recycling diseña y fabrica tecnologías de clasificación basadas en sensores para la industria global de reciclaje y gestión de residuos. Con su tecnología de sensores infrarrojos, TOMRA Sorting Recycling que es parte de TOMRA Sorting Solutions, también desarrolla sistemas basados en sensores para clasificar, pelar y analizar procesos para las industrias alimentaria, minera, entre otras.


El trabajo de empresas como TOMRA, de la manos de diferentes organizaciones y de las personas en general, puede ayudar a que el plástico deje de ser una amenaza constante para la supervivencia de la humanidad.

Salvar al planeta es una tarea que nos concierne a todos y si continuamos ignorando los problemas no habrá un mañana para las generaciones futuras. Reducir, reutilizar y sobre todo reciclar, sigue siendo el factor determinante para que el plástico no se convierta en un ataúd para la humanidad que no podrá degradarse en millones de años.


14 views0 comments