• María Fernanda Legaspi Yáñez

Ocho años impulsando a las startups de tecnología en Latam

Updated: Nov 4



Este mes cumplimos más de ocho años desde que comenzamos a apostar por las startups y por los emprendedores del sector de la tecnología. Estamos convencidos de que, después de todo este tiempo, después de tantos retos y aventuras, estamos en el lugar correcto. Después de ocho años sabemos que no hay vuelta atrás y estamos 100% convencidos de que la tecnología sirve para mejorar la vida de las personas: Nos sentimos muy felices de ser parte de ese intenso y hermoso viaje que ha vivido el país y la región de América Latina.

Estos ocho años –que en realidad han sido 10–, nos vieron incursionar en el mundo de la tecnología y enamorarnos de la idea de utilizarla para solucionar problemáticas en beneficio de las personas. Esa forma de ayudar fue la magia que nos impulsó a trabajar hombro a hombro con las startups y con los emprendedores para crear un país y, ¿por qué no?, un mundo mejor.

El nacimiento de Ronin PR

Antes de que naciera, Ronin PR ya estaba en proyectos para darle visibilidad al talento a diferentes disciplinas creativas en México. El sueño era darle visibilidad a diseñadores, artistas, personas que pudieran colaborar de forma multidisciplinaria en diferentes áreas. El punto de partida era comprobar que en el país había suficiente talento que estaba siendo desperdiciado, dada la tendencia a consumir productos o servicios internacionales, sin darnos cuenta del gran potencial que existe en lo nacional e incluso en lo regional. Yo sabía de la gran área de oportunidad que tendríamos con una plataforma que diera cabida a todo ese talento.

Uno de mis primeros encuentros con el mundo de la tecnología fue la invitación de un amigo al primer Startup Weekend, un foro en el que se hablaba del talento, de la innovación y de la tecnología para solucionar problemas. Ese momento fue muy importante para los emprendedores del sector –y para todos los que nos encontrábamos ahí– ya que, desde mi punto de vista, dio pie para juntar a las personas que contaban con una idea, desde emprendedores y programadores hasta gente de marketing y de diseño, creativos que tenían en la mente un producto o servicio viable para sacar al mercado. Mi experiencia ese fin de semana se sintió como 54 horas de formar parte de esos resultados reveladores y sorprendentes.

Esas personas, una gran variedad de inversionistas y de emprendedores, nos dieron pie para entonces nosotros decir con orgullo: “Por fin se cumplió el sueño”. Esa fue la semilla. Después de dos años de esa experiencia, nació Ronin PR. Nació una agencia, un proyecto que se consolida para dar servicios a todo ese sector y a todas esas empresas de las que ya estábamos enamorados. La decisión de enfocar la agencia al sector de la tecnología fue lo que nos ha impulsado a lo largo de todo este tiempo. Hicimos una excelente apuesta.

Un viaje maravilloso


Este viaje nos ha permitido vivir de cerca acontecimientos como la creación de la Ley Fintech y, asimismo, la configuración de todas las empresas que hoy en día son los primeros unicornios en México. Esto quiere decir que tuvimos predicciones correctas y que le apostamos a un sector que iba a revolucionar la forma en cómo percibimos la vida. ¿Quién no necesita la tecnología? Por más desconectado que estés, la tecnología, de alguna u otra manera, está ahí para el momento en que sea necesario recurrir a ella. Además, puede ser una solución, si se utiliza correctamente, para muchos problemas masivos.

Superando retos


Debo decir que, como en todo recorrido, nada fue sencillo. Puedo decir que el principal reto fue crear y mantener a un equipo que se mantuviera a la par o por encima de los cambios y de los desafíos que aparecen todos los años en cualquier momento. Mantener el ritmo de las empresas, mantener nuestra capacidad, mantener ese crecimiento constante ha sido quizá nuestra mayor dificultad. Sin embargo, después de analizar todo lo acontecido, creo que lo hemos logrado, ¡y con creces!

Estoy muy emocionada de ver qué es lo que nos espera. Estamos viviendo un punto de inflexión, ya que por la aparición de la pandemia, el anterior y este fueron años muy importantes. Nuestra fortaleza ha sido la capacidad de adaptación y la certeza de que vamos a seguir evolucionando, porque ya somos parte de todo este ecosistema. Va a ser interesante a dónde nos van a llevar los nuevos proyectos, qué historias nuevas vamos a contar y de las que vamos a ser parte.

De lo que sí estoy segura es de que nuestro camino continuará, con nuevos retos, pero también con mayor energía para afrontarlos y así vivir más y mejores aventuras a lado de esas mentes brillantes que están cambiando al mundo.



26 views0 comments