• RoninPR

Biotecnología y su valor en el futuro de la salud



La salud, y todo lo relacionado a ella, ha sido un tema de interés y de investigación exhaustiva en los últimos dos años, tras la aparición del Covid-19. La pandemia llevó a la comunidad científica a trabajar a contrarreloj para crear una vacuna que pudiera curar o prevenir esta enfermedad que tomó por sorpresa a toda la población y a los gobiernos. Sus esfuerzos han dado fruto y hoy la mayoría de los países del mundo, salvo quizá los que cuentan con menos recursos, han avanzado significativamente en los procesos de vacunación de la población. Todo esto no sería posible sin la biotecnología, que mucho ha contribuido a llegar a una solución ante esta crisis sanitaria, social y económica.

De acuerdo con información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), recopilada por la CEPAL, (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) se puede definir a la biotecnología como la aplicación de la ciencia y la tecnología en organismos vivos, ya sea en partes, productos o modelos de estos, para alterar materiales vivos o muertos para la producción de conocimiento, bienes y servicios. La biotecnología ha impactado en casi todos los sectores de la economía, como la agricultura, el manejo ambiental y la salud, con el desarrollo de sistemas para el diagnóstico temprano y el tratamiento de enfermedades; tal es el caso más reciente, que sirvió para enfrentar la pandemia de Covid-19.

La biomedicina en la salud humana


La biomedicina es quizá una de las áreas con mayores campos de aplicación de la biotecnología: Incluye el desarrollo de biofarmacéuticos y vacunas, dispositivos médicos y compuestos naturales bioactivos, como los fitomedicamentos. Sin la biotecnología y la biomedicina no se habrían podido desarrollar kits de diagnóstico, equipamiento médico (como los respiradores), o material sanitario de protección; tampoco hubiera sido posible pensar en una vacuna para combatir al SARS-CoV-2 o incluso desarrollar genómica específica para conocer cuáles mutaciones del virus se han presentado.

El papel de estas disciplinas significa la diferencia entre la vida y muerte para millones de personas, ya que sin el trabajo de los científicos e investigadores que se encuentran detrás de ellas, no estaríamos hablando de que hasta el momento se han logrado administrar más de 7’105,180,138 de vacunas en todo el mundo. Este logro es algo que se dice muy fácil; sin embargo, detrás de estos resultados hay décadas de trabajo imposibles de resumir en tan breve texto.

Pandemias

Cabe mencionar que en lo que llevamos de este siglo, la humanidad ya se ha enfrentado al síndrome respiratorio agudo grave (SARS), en 2003, así como a pandemias de gripe entre 2009 y 2010; el síndrome respiratorio de oriente medio (MERS), en 2012; el ébola a partir de 2014, y la pandemia actual. Es indudable que la biotecnología y la biomedicina jugarán en el futuro un papel invaluable para enfrentar nuevas pandemias de salud.


Salvar vidas

Según el estudio de la CEPAL, “El aporte de la biotecnología médica frente a la pandemia de COVID-19 y lecciones para su desarrollo mediante las estrategias nacionales de bioeconomía”, hoy en el campo de la de biomedicina es vital reconocer la aportación que están efectuando las tecnologías provenientes de la cuarta revolución industrial, como el big data, la computación en la nube (cloud computing), el internet de las cosas (IoT), y la inteligencia artificial (IA), para hacer más eficientes, menos costosos y con menor tiempo de duración procesos como el descubrimiento de nuevos medicamentos y las evaluaciones clínicas, entre muchas otras aplicaciones.

Para el año 2030, la biotecnología podría suponer 2.7% del Producto interno bruto (PIB) en los países industrializados, e incluso más en los países en vías de desarrollo, según indica un informe reciente de la OCDE publicado por la Comisión Europea. Con un panorama incierto para la humanidad, dada la posibilidad de ser expuesta a nuevas enfermedades o virus, sectores como la biotecnología y la biomedicina deben ser una de las principales metas a desarrollar en todos los países para prevenir y salvar más vidas.


1 view0 comments